Elaboradas totalmente a mano, pero a través de medios informáticos (en este caso una tableta gráfica Wacom Intuos 5) que permiten infinitas posibilidades técnicas dotando a los trabajos de un acabado espectacular.
Estas caricaturas van impresas en la máxima calidad en un papel adecuado para que es resultado final sea completamente satisfactorio.
Esta opción resulta más económica que la tradicional, no siendo, ni mucho menos, de menor calidad.